Testimonios

Hemos creado un grupo de hombres que cuentan los días para verse y sentirse a gusto en un lugar donde poder ser como somos. Las sesiones han resultado ser apasionantes.— Sergio
fotógrafo en Málaga

Punto de inflexión en mi discurrir de experiencias, poder interiorizar y asimilar tantas cosas de mí, además teniendo compañeros de corazón y de protección con la gran dinamización de Juan Fco. Díaz que, haciéndose uno más del grupo, acompaña familiar y amorosamente. Gracias por ser.— Ángel
conserje en Markina

La Senda del Guerrero ha supuesto una experiencia que deja huella a nivel emocional y físico (qué agujetas!!).
Tres fines de semana cargaditos de emociones y buena compañía, me he sentido muy arropado en todo momento. Un curso muy recomendable para todo hombre con ganas de liberarse de ataduras y crecer en muchísimos aspectos.— Martzel
estudiante en Aulesti

Lo que más me ha impactado ha sido el resultado de unión y hermandad entre los asistentes y no digamos las pruebas de cordialidad y cariño entre todos.— Enrique
técnico industrial en Linares

Una experiencia impactante y única. Una explosión de emociones, un terapeuta que sabe y cree en su trabajo, compañeros que comienzan siendo anónimos y poco a poco van formando parte de mi propio proceso de crecimiento. La energía que se crea, la acogida, la belleza, la danza, rituales, la compañía... van creando la tribu. Un viaje del alma, en un ambiente de respeto y libertad.
Una experiencia maravillosa, ¡¡hay que vivirla para entenderla!! Muy recomendable.— Jose
funcionario en Cádiz

Un curso con gran valor social. Me ha permitido mirarme hacia dentro y observar partes de mi oscuridad y de mi luz.
He podido sentir y expresar sin necesariamente entender y es lo que necesitaba.— Diego
terapeuta en Lekeitio

Un grupo de hombres desconocidos, valientes y tiernos, buscando en ellos, reconociéndose en los otros, en un ambiente de seguridad y entrega total. Conmovedor.— Pedro
periodista en Málaga

Un taller transformador y sanador: lo que más me ha gustado es poder llegar a ello desde lo físico, lo corporal, no desde lo mental y el pensamiento. Que hubiera hombres de distintas generaciones ha sido muy enriquecedor.— Pepe
funcionario en El Puerto de Santa María

Durante la realización del taller, los conceptos de hermandad, hombre y masculinidad van adquiriendo una perspectiva novedosa y enriquecedora.— Salva
educador en Cádiz

Es un curso en el que te conoces a ti mismo y a tu entorno, se trabaja mucho la empatía, no hay juicios y todas las opiniones son válidas.
Se ha creado un rollo muy guapo entre todos los del grupo, mucha empatía y compañerismo, se le han quitado hierro a muchas cosas que creemos que tienen importancia y se la ha dado valor a lo que de verdad lo tiene.
Todos somos uno con el grupo, y el grupo es uno con todos.— Gorka
monitor de yoga en Elorrio

Es un taller único al estar enfocado íntegramente para hombres, creando un espacio de confianza especial y específico que tanto he echado de menos en otros talleres y en el que se mueve una energía, la energía masculina.
La experiencia ha sido sensacional: emotiva, enérgica, movilizadora, nutritiva, única, fraternal, motivadora, energizante y de gran impacto en mi desarrollo personal.— Juanjo
economista en Torremolinos

Gracias a todos los participantes de La Senda en sus diferentes ediciones por vuestras opiniones, reflexiones y testimonios.

Estos son algunos testimonios de los hombres que han vivido los talleres de La Senda.